viernes, 27 de marzo de 2015

Por el camino de la solidaridad

Un momento muy complicado está azotando día tras día a mucha de la gente que nos rodea y siempre hay una pregunta que se hace eco en nuestros pensamientos, ¿realmente hacemos todo lo que está en nuestras manos por ayudar a los demás? Seguramente, la mayoría intentamos creer que sí o al menos auto convencernos de que hacemos lo suficiente. Sin embargo, siempre existe alguna posibilidad para mejorar algo, aunque sea sólo un poco.

Es bastante complicado plasmar en unas líneas todo lo acontecido en los últimos meses por la gente que formamos la Asociación Lignum Crucis, pero si nos gustaría en este editorial dar a conocer los pasos que se han ido dando hasta llegar a ser lo que somos.

Lignum Crucis comenzó a fraguarse en el año 2013, cuando un grupo de gente afín a unos principios como SILENCIO y AUSTERIDAD, en contra del excesivo gasto superfluo que existen en nuestras Hermandades actuales, consideraron que era el momento de retomar un nuevo Vía-Crucis para Jódar basado en la penitencia, austeridad y sobretodo con un cariz solidario.  El principal acometido de esta Asociación es realizar una tarea social y/o solidaria con toda la inversión recibida por parte de los socios o mediante donaciones, de forma que todo el dinero sea reinvertido para mejorar la calidad de vida de gente que lo está pasando realmente mal en nuestro pueblo.

Durante un largo periodo de tiempo, tuvimos la ilusión de poder formar esta nueva Hermandad en Jódar, y para ello tuvimos varias reuniones con gente muy relacionada directamente con la Iglesia y que nos pudiesen ayudar a darle forma y fondo a este proyecto solidario. Cerca del verano de 2014, tuvimos una última reunión con nuestra párroco donde quedó meridianamente claro que era imposible la creación de nuevos grupos parroquiales y/o hermandades en las Parroquias de nuestra ciudad. Ante tal negativa, no quedaba otra opción que la de formar nuestra propia Asociación, una Asociación Penitencial sin ánimo de lucro, en la que tienen cabida todas las personas de dentro o fuera de nuestra ciudad, cristianos, católicos, creyentes, no creyentes, practicantes o no practicantes, con una única idea en común, la SOLIDARIDAD con los nuestros representados mediante el camino hacia la cruz que se realizará en el Martes Santo de Jódar.

Muchos de nosotros seguimos sin entender por qué la Iglesia actual ha rechazado un proyecto como éste. Quizás porque no interesen sus valores, o quizás porque los prejuicios funcionan a la orden del día en la actual Iglesia, y de eso sabemos mucho en Jódar. A pesar de todo, debemos reconocer que este movimiento se encuentra más cómodo como Asociación que como Hermandad, ya que defiende además de un acto de fe; unos valores: SOLIDARIDAD y AUSTERIDAD.

No podíamos despedir nuestra editorial 2015 sin agradecer por un lado, todas las muestras de cariño y apoyo recibidas por y para la formación de esta nueva Asociación en Jódar, contando ya con más de 100 socios, a nuestro Ayuntamiento por su predisposición hacia con nosotros, y por supuesto a todas las Hermandades de silencio que conocemos y que nos han inspirado como la Noche Oscura y la Buena Muerte de Úbeda, o el Perdón de Almería con la que nos unen algo más que amistad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario